Así fabricamos nuestro contactos de arranque